La policía Mónica Quijón amamantando a la bebé en comisaría. Foto @JefPolicia

Ezequiel Dom√≠nguez ten√≠a que entregar a su hija el s√°bado por la tarde a su madre, que deb√≠a hacerse cargo de ella, pero la madre se neg√≥ a recoger a la beb√©. Ezequiel se dirigi√≥ entonces a la comisar√≠a en la localidad de Esquel, Argentina, con su ni√Īa en brazos para denunciar a la mam√° de la ni√Īa.

All√≠ la oficial ayudante de polic√≠a M√≥nica Quij√≥n hac√≠a su turno. Eran las 11.30 de la noche y la beba no paraba de llorar. Llevaba tiempo sin comer, dijo Ezequiel. Entonces la polic√≠a no se lo pens√≥ dos veces, agarr√≥ a la ni√Īa y le dio de mamar. La beb√© dej√≥ de llorar, comi√≥ y se durmi√≥.

La policía la alimentó durante dos horas. Foto @JetPolicia

Seg√ļn el informe que la oficial redact√≥ para sus superiores y recoge el diario Clar√≠n: ‚ÄúDesde hac√≠a m√°s de seis horas la beba no era alimentada naturalmente. Al escuchar que la ni√Īa lloraba cada vez m√°s entend√≠ que la beba ten√≠a hambre y su padre no pod√≠a calmarla. Como soy madre de un bebe de 11 meses es que entiendo la situaci√≥n, la cual me conmovi√≥ y estremeci√≥. Al ser mi bebe lactante es que me ofrezco r√°pidamente a darle el pecho a la beb√©‚ÄĚ.

Advertisement

La ayudante de polic√≠a amamant√≥ a la ni√Īa hasta que esta qued√≥ ‚Äúcomplementa dormida‚ÄĚ. Y a√Īadi√≥: ‚ÄúMe emocion√≥ mucho y como madre que soy no pod√≠a dejarla as√≠‚ÄĚ.

Aunque al principio la actitud del padre de la ni√Īa y de su hermana, que lo hab√≠a acompa√Īado a la comisar√≠a, fue de estupor, despu√©s se relajaron cuando vieron que la ni√Īa se calmaba y com√≠a.