Tomar un ba√Īo a 40 ňöC por una hora puede quemar en promedio 140 calor√≠as, dice un reciente estudio.

Se les pidi√≥ a 14 hombres que eligieran hacer una hora de ejercicio montando moderadamente sus bicicletas o que se metieran a una tina llena de agua con temperatura a 40ňöC por una hora. Todo era parte de un experimento de la Universidad de Loughborough, en Inglaterra, que pretend√≠a revisar de una vez por todas si los ba√Īos calientes son tan buenos como en la cultura popular se cree.

Por supuesto, los hombres que montaron bicicleta obtuvieron un mayor n√ļmero de quema de calor√≠as (630 calor√≠as), sin embargo, los que hab√≠an estado simplemente acostados en la ba√Īera disfrutando del calorcito del agua obtuvieron un promedio de quema de 140 calor√≠as, un equivalente a lo que se pierde haciendo media hora de caminata.

Claro, los resultados de este estudio que fueron revelados por el ‚ÄėNational Center of Sport and Exercise Medice‚Äô de Londres, el pasado 9 de mayo, son alentadores pero a√ļn parciales por el tama√Īo de la muestra (solo unos cuantos hombres) y porque justamente solo se hizo entre varones y no en mujeres.

Sin embargo, adem√°s de la inesperada quema de calor√≠as, que se explica porque el cuerpo tiene que usar energ√≠a para mantener fresco el cuerpo, los cient√≠ficos midieron los niveles de az√ļcar en la sangre despu√©s de que los participantes del experimento comieron y encontraron que el nivel de az√ļcar en la sangre de los que hab√≠an disfrutado del agua caliente era 10% menor a los que se ejercitaron, lo que Steve Faulkner, el autor del estudio, asegura es un dato alentador en la posibilidad de usar ‚Äúcalor pasivo‚ÄĚ como un ayudante para controlar des√≥rdenes metab√≥licos como los que tienen algunos tipos de diabetes.

La raz√≥n de estos resultados ‚Äďcree el cient√≠fico- se debe a la liberaci√≥n potente de las prote√≠nas de calor, que como su nombre lo indica, son prote√≠nas que libera el cuerpo para regular la subida de temperatura y que son parte del sistema de defensa del cuerpo.

Advertisement

Seguro este resultados tiene m√°s sorprendido a los cient√≠ficos que a los abuelos que siempre valoraron tanto ir a ba√Īos termales o pasar tiempo en la sauna. Justamente, en abril de 2015, se public√≥ en Finlandia otro estudio en el que se revelaba c√≥mo la toma de ba√Īos en saunas estaba asociada a la reducci√≥n de riesgos de enfermedades cardiacas. Por su parte, la Universidad de Oreg√≥n tambi√©n interesada en esta materia, revel√≥ en otro estudio que los ba√Īos calientes ayudan a reducir la presi√≥n sangu√≠nea.

Estos hallazgos nos est√°n buscando dar excusas para no hacer ejercicio y que en lugar de caminar la gente tome un ba√Īo caliente, pero s√≠ ponen en evidencia que estos ba√Īos pueden ser ayudantes ‚Äúmuy gozosos‚ÄĚ para aquellos que est√°n en la traves√≠a de bajar de peso o mejorar su salud.