Si son la mitad de la fuerza de trabajo, ¬Ņpor qu√© no se presta atenci√≥n a las mujeres menop√°usicas? Es lo que acaba de hacer Reino Unido con un paquete de medidas para mejorar la vida de las mujeres menop√°usicas en las empresas que incluye horarios flexibles, ventiladores, luz natural, lugares de descanso o uniformes de tejidos no sint√©ticos.

Las hispanas experimentan antes y durante más tiempo los síntomas de la menopausia.

Mientras que otros momentos en la vida de la mujer, como el embarazo o la maternidad, cada vez se comprenden y se cuidan mejor en las empresas y la sociedad en general, de la menopausia se habla muy poco; contin√ļa siendo un tab√ļ, o casi. Pero esta sensaci√≥n de invisibilidad de la que se quejan tantas mujeres menop√°usicas no evita que suponga un impacto serio en su salud y su capacidad para trabajar: una de cada 10 mujeres de 50 o m√°s a√Īos sufren ‚Äús√≠ntomas severos‚ÄĚ de la menopausia que repercuten en su trabajo.

En las mujeres hispanas, la cosa puede ser peor, ya que se estima que en esta poblaci√≥n la menopausia llega antes de la media de edad en Estados Unidos (51 a√Īos) y, adem√°s, sufre los s√≠ntomas (como sofocos o sudores nocturnos) durante m√°s tiempo (casi nueve a√Īos frente a los 6,5 a√Īos para las mujeres blancas).

Para romper ese tab√ļ que impide tratar con normalidad de momento de la vida de toda mujer -que, en muchas ocasiones, suele coincidir con el momento m√°s √°lgido de sus carreras- la Oficina para la igualdad de Reino Unido lanz√≥ el estudio m√°s amplio sobre este tema, adem√°s de una campa√Īa para que las empresas implanten las medidas que indic√°bamos m√°s arriba. Sus conclusiones: muchas mujeres tienen dificultades en entornos tradicionales y sienten que sus colegas no son comprensivos con su situaci√≥n.

Algo preocupante si se tiene en cuenta que el n√ļmero de mujeres que trabaja actualmente en el Reino Unido es el m√°s alto hasta la fecha, con una tasa de empleo que ronda el 70%. De hecho, en numerosos sectores como la atenci√≥n sanitaria o los servicios sociales el n√ļmero de trabajadoras de sexo femenino sobrepasa al de hombres. Adem√°s, el mayor incremento en el porcentaje de empleo desde comienzos de los 90 se ha producido en mujeres de 50 a√Īos en adelante.

Advertisement

‚ÄúCreo que las mujeres sienten verg√ľenza y no quieren hablar de ello. Esto nos ha llevado a crear una cultura donde no se discute el tema. Necesitamos m√°s educaci√≥n para las mujeres, para que sepan qu√© esperar y qu√© pueden hacer para amortiguar los s√≠ntomas. Necesitamos hablar m√°s sobre ello‚ÄĚ, se√Īala Mary Ann Lumsden, profesora de ginecolog√≠a y ex presidenta de la Sociedad para la menopausia brit√°nica

Como resume la periodista Rose George, ‚Äúde algo no hay duda: la poblaci√≥n de mujeres que sufre los s√≠ntomas de la menopausia es inmensa y no est√° bien atendida‚ÄĚ. Este informe -y las medidas que lo acompa√Īan, que las empresas brit√°nicas han de implantar- da un paso adelante para dar visibilidad a una situaci√≥n que afectar√° en alg√ļn momento de sus vidas a la mitad de la poblaci√≥n.

Cómo crear un lugar de trabajo adaptado a las mujeres menopáusicas

Las medidas propuestas por la Oficina para la igualdad de Reino Unido incluyen estas medidas, adem√°s de mayor flexibilidad horaria:

1- Acceso a ventiladores y buena ventilación de las salas con ventanas que se abran para lidiar con los sofocos, así como acceso a luz natural.

2- Acceso al control de la temperatura (aire acondicionado o calefacción).

3- Mantener lavabos bien equipados y limpios, así como duchas de uso exclusivo para mujeres.

4- Acceso a agua fría.

5- Uniformes más ligeros de fibras no sintéticas.

6- Acceso a √°reas de descanso tranquilas dentro del lugar de trabajo

7- Reducción de la exposición al ruido para reducir la fatiga.