Buenas historias y consejos positivos para tu vida

Por amistad se embaraza de los gemelos de otra mujer que podía morir al dar a luz

Cuando Nicole Barattini fue diagnosticada con una enfermedad de la sangre llamada TTP descubrió que si se quedaba embarazada ella o su hijo podrían morir.

Congeló sus óvulos. Nicole y su marido, Kevin Barattini, querían ser padres. Tras barajar muchas opciones descartaron la adopción y la maternidad subrogada, por su alto coste.

Advertisement

De pronto apareció “un ángel”, como explica Nicole de su amiga Lianna Fives, la mujer que ha dado a luz a sus gemelos este pasado febrero.

Lianna y su esposo Shawn se ofrecieron una noche de diciembre en 2015 a llevar a cabo lo que tantas veces habían soñado los Barattini: implantar los embriones de la pareja en el útero de una mujer que los cuidara durante nueve meses. Y que no les cobrara los cerca de 100,000 dólares que cuesta un vientre de alquiler.

Aquella noche de diciembre, como cuenta Lianna a la revista People, los Barattini no daban crédito a su oferta, su cara de emoción lo decía todo.

Las parejas no se conocían tanto, algunos encuentros sociales. Años antes Lianna supo del problema de Nicole por una amiga común, pero entonces Lianna estaba en el proceso de formar su propia familia.

Advertisement

Para 2015 los Barattini ya tenían 5 hijos y no pretendían tener más, así que decidieron ayudar a los Five.

¿Por qué ofrecerse a llevar los hijos de unos conocidos? Liana no imaginaba su vida sin sus hijos y comprendió la angustia de Nicole.

Advertisement

En Nueva York la maternidad subrogada pagada es ilegal, pero no si se hace de forma altruista, así que ambas parejas se embarcaron en esta aventura.

Advertisement

Tras una fertilización infructuosa, la segunda vez los óvulos de Lianna fecundados con el esperma de Shawn, su marido, implantados en el útero de Nicole prosperaron. Nicole estaba embarazada.

Los 4 han acudido a casi todas las revisiones ginecológicas juntos. Han estrechado lazos durante el embarazo. Tanto que hicieron una fiesta ambas familias para anunciar la noticia.

Advertisement

El 10 de febrero a Lianna le practicaron una cesárea y nacieron los gemelos. Muchos le preguntaban cómo iba a ser capaz de decirles adiós después del embarazo. Ella simpre contestaba: “sus bollos, mi horno”.

Aunque tampoco fue necesario despedirse de ellos. Lianna es la madrina de los gemelos, por eso se ven a menudo. Por eso y por la estrecha relación que se forjó entre las dos mujeres, que se consideran hermanas.

Share This Story