Natalia Walth lleva cuatro a√Īos capturando los momentos m√°s incre√≠bles en las salas de partos.

¬ŅC√≥mo fue ese d√≠a en que tu madre te dio a luz? ¬Ņqu√© pas√≥ en ese cuarto de hospital? ¬Ņqui√©nes estaban? ¬Ņqu√© caras pusieron tus padres?¬Ņhas si quiera intentado imaginar c√≥mo fue ese momento? Natalia Walth, una fot√≥grafa que vive en Estados Unidos, hija de inmigrantes latinos, ha decidido que la mayor√≠a de la gente deber√≠a poder responder con certeza y detalle a estas preguntas, por eso ha querido convertirse en fot√≥grafa de partos y ser la testigo silente de cientos de nacimientos.

‚ÄúMi mam√° fue una madre soltera y dio a luz sola, despu√©s de que todos le hab√≠an pedido que abortara. Dar√≠a lo que fuera por tener una foto de mi madre ese d√≠a, no solo para revivir su dolor sino para recordarme a mi y a ella su poder como mujer‚ÄĚ, sentencia Natalia quien ante esta revelaci√≥n decidi√≥ profesionalizarse en un g√©nero fotogr√°fico que cada vez m√°s cobra relevancia en Estados Unidos.

Hace unos a√Īos, las im√°genes de c√≥mo era un beb√© reci√©n nacido, de c√≥mo luc√≠a una placenta expuesta, de c√≥mo se ve√≠a una mujer pujando eran escasas por no decir inexistentes, los registros se limitaban a escenas falsas de pel√≠culas o a padres valientes y aficionados que quiz√°s armados con una c√°mara de video casero hab√≠an pedido permiso para estar en la sala con sus esposas y capturar en im√°genes aquel momento maravilloso.

Advertisement

‚ÄúHoy la fotograf√≠a de nacimientos est√° en todo lado, en la televisi√≥n, en la publicidad, en los sitios especializados para padres, conforme hemos visto cada vez m√°s lo que de verdad pasa durante un parto, se ha trasformado el tab√ļ y se han vuelto m√°s cotidianas las im√°genes‚ÄĚ, explica por su parte, Leilani Rogers, otra fot√≥grafa de Austin quien desde hace 15 a√Īos y tras el nacimiento de su hija quiso especializarse en lograr que las madres tuvieran los mejores recuerdos de esos momentos que parec√≠an diluirse entre las prisas y los dolores.

Natalia Walth tambi√©n intent√≥ que el d√≠a del nacimiento de su primera hija quedara registrado, pero los resultados estuvieron muy lejos de lo que ella esperaba. Se especializ√≥ entonces en evitar que otras mujeres pasaran por su frustraci√≥n: ‚ÄúTomar fotos en un parto va mucho m√°s de entender y respetar lo que es un nacimiento en s√≠ mismo. Un buen fot√≥grafo de partos sabe c√≥mo capturar los detalles sin molestar o interrumpir a los m√©dicos, sabe trabajar con ellos alrededor, sabe mantenerse calmo cuando las cosas se ponen intensas‚ÄĚ.

Advertisement

‚ÄúSer fot√≥grafa de partos te pone de cara a situaciones indescriptibles‚ÄĚ, explica por su parte Leilani Rogers que recuerda algunas de sus experiencias m√°s memorables: ‚Äúretrat√© un beb√© que naci√≥ dentro del saco amni√≥tico, a una peque√Īa que le daba a su madre la mano mientras nac√≠a su hermanito, he retratado el arco√≠ris de emociones que experimentan los padres, y las primeras horas que comparten las mam√°s con los beb√©s que son pura magia‚ÄĚ.

Natalia cree que en parte, la popularidad de la fotograf√≠a de nacimientos se debe a que cada vez m√°s las mujeres se sienten m√°s solas en sus procesos de partos: ‚ÄúHace a√Īos, nuestras t√≠as y abuelas compart√≠an sus experiencias de parto e incluso ellas hac√≠an parte del proceso cuando alguien de la familia tra√≠a a la vida a un nuevo beb√©. Ahora leemos sobre eso solas en nuestra alcoba y quiz√°s hablamos en el parque con alguna amiga, las mujeres hemos perdido mucho esa tribu femenina que hac√≠a todo m√°s f√°cil. Los fot√≥grafos nos hemos vuelto entonces de alguna manera en unos testigos de lo que ocurre‚ÄĚ.

Resumir esta experiencia en palabras parece imposible. Quizás solo viendo estas imágenes pueda comprenderse lo que de verdad siente una fotógrafa adentro de un sala de partos:

Advertisement

Advertisement

Vea también: