Miguel García Casado con la familia a la que acogió. El retrato grupal se ha convertido en en símbolo de solidaridad. Fuente: Cuenta en Twitter.

‚ÄúHoy ya no duermo solo. Se viene una familia de franceses a casa con dos ni√Īos aterrorizados. ¬ŅQu√© peli y cena especial hacemos?‚ÄĚ. Este es el texto del tweet que colg√≥ ayer noche Miguel Garc√≠a Casado, un joven de la ciudad de Valladolid (Espa√Īa) residente en Barcelona que abri√≥ su casa a una familia de turistas franceses, convirti√©ndose en s√≠mbolo de uni√≥n y solidaridad ante la violencia que ha vivido Catalu√Īa en las √ļltimas horas.

El atentado provocado en Barcelona por parte del autodenominado Estado Isl√°mico ha supuesto la muerte de al menos 13 personas y m√°s de cien heridos, cuyo √ļnico pecado ha sido caminar por La Rambla, uno de los m√°s concurridos paseos en el centro de la ciudad, un 17 de agosto. Y, sin embargo, las desgracias como esta tambi√©n sacan a la luz la generosidad y solidaridad de la ciudadan√≠a. Entre otras muestras, los bancos de sangre colapsados por los donantes; profesionales de la salud que atienden de forma gratuita; hoteles que acogen a todo aquel que lo necesite o taxistas y conductores de Cabify unidos para desplazar a los desubicados de forma gratuita.

Y, tambi√©n, personas que abren sus casas a quien lo necesite. Este es el caso de Garc√≠a Casado, que colg√≥ 90 minutos despu√©s de los atentados un tweet en franc√©s y en ingl√©s ofreciendo su ayuda y su casa. Al poco, contact√≥ con √©l una familia francesa pregunt√°ndole si pod√≠a ayudar a unos amigos -otra familia francesa- cuyo coche hab√≠a quedado atrapado en la Plaza de Catalu√Īa y no pod√≠an desplazarse hacia Pened√©s, la regi√≥n a unos 50 kil√≥metros de Barcelona donde ten√≠an su residencia. El vallisoletano no dud√≥ en darles cobijo y ayudarles en todo lo que fuera posible.

‚ÄúCualquiera que necesite un lugar para quedarse est√° invitado a mi casa en Barcelona‚ÄĚ.

Advertisement

En su hilo en Twitter, que recibi√≥ miles de respuestas de felicitaci√≥n de ciudadanos que alababan su gesto, Garc√≠a Casado fue desvelando detalles de c√≥mo se iba desarrollando la noche. ‚ÄúMi colecci√≥n de camisetas de f√ļtbol nunca fue m√°s √ļtil‚ÄĚ, dijo, y explic√≥ cu√°les fueron la pel√≠cula y la cena elegidas para aplacar los nervios tras el suceso: pizza y Hotel Transilvania 2.

También dio detalles sobre por qué la familia no podía acceder a su hotel:

Advertisement

García Casado siguió la iniciativa que surgió tras los atentados de la sala Bataclán en Francia en 2015 y se ha repetido en sucesos similares, como el ataque en Niza de julio de 2016. Se organiza a través de etiquetas; la del jueves, #BedInBarcelona.

Esta no es, por cierto, la √ļnica muestra de solidaridad que registra el perfil de Twitter de Garc√≠a Casado. Antes de acoger a esta familia, acudi√≥ al Hospital Clinic de Barcelona para donar sangre. Hab√≠a tal cantidad de voluntarios que a muchos de ellos les pidieron regresar en los d√≠as siguientes, seg√ļn relata √©l mismo.

Advertisement

La silueta de la ciudad se ha convertido en símbolo de la solidaridad en las redes tras el atentado.

También te puede interesar: