Buenas historias y consejos positivos para tu vida

En serio: la lotería no da la felicidad

Los científicos dicen que una vez se ganan $75,000 al año no se es más feliz con más dinero / Unsplash

Ya sé, tu madre y tu abuelo siempre tuvieron la esperanza puesta en ese billete de lotería que compraban sagrado cada semana y tú no has querido alejarte mucho de la tradición, o simplemente has decidido dejar que exista esa cuota de azar en tu vida.

Sin embargo, a pesar de lo que la fantasía te pueda hacer sospechar, ganar la lotería sí ayudaría mucho, pero no necesariamente te haría más feliz. Lo dicen los científicos que tan fascinados han estado con los ganadores de lotería y que los han estudiado una y otra vez para encontrar estas inesperadas conclusiones:

Advertisement

Primero: te acostumbrarás y no vas a ser más feliz por tener más dinero

Ellos ganaron la lotería, premios entre los $50,000 y 1 millón de dólares. Podríamos morir de la envidia y pensar “lo que haría con ese dinero”, “lo feliz que sería”. Pues resulta que esos ganadores de lotería que habían tenido entre sus manos el boleto premiado del Illimois State Lottery fueron analizados por un trío de científicos de la Universidad de Northwestern que llegó a una inesperada conclusión:

“Con los años, estos ganadores de lotería se habían acostumbrado al dinero y a su nuevo estilo de vida y básicamente seguían siendo tan felices como lo habían sido siempre”.

Incluso el evento más positivo pierde su impacto una vez empieza a ser absorbido por la rutina y la costumbre. Esto significa que cualquier cosa nueva, sorprendente y brillante de la vida, como un nuevo trabajo, un esposo o ganarse la lotería es emocionante hasta que esto se convierte en la cosa que nos hartamos de ver todos los benditos días”, explican con gracia los científicos.

Así, si te convirtieras por azar del destino en uno de esos ganadores de lotería te acostumbrarías a ese placer adicional que te proporcionaría tu nueva riqueza, y ese placer empezaría a ser experimentado con menos intensidad y, con el tiempo, todos tus millones no contribuirá mucho más al nivel de tu felicidad.

Segundo: tu nivel de felicidad no depende de cuánta plata tienes sino de con quién te comparas… (y me temo que si ganas la lotería te vas a comparar con gente mucho más rica)

Advertisement

Para explicar este extraño comportamiento humano de experimentar gozo en comparación a los demás, los científicos han echado mano de las competencias deportivas.

El medallista de oro ha ganado la competencia, el de plata ha tenido un buen desempeño pero no le ha alcanzado para ser el ganador definitivo y el medallista de bronce ha tenido aún un desempeño menor. Uno podría suponer que la felicidad experimentada es directamente proporcional a este orden, pero no es así.

Advertisement

Los psicólogos Victoria Medvec y Thomas Gilovich de la Universidad de Cornell hicieron algunas investigaciones durante las olimpiadas de 2012 y descubrieron que el medallista de plata experimentaba menos felicidad que el de bronce. ¿Por qué? Su respuesta fue sencilla, el medallista de plata se comparaba con el de oro, con eso que podría haber ganado, el de bronce se comparaba con todo el resto que no entró en el podio.

“La gente suele comparar sus logros con lo que ‘podría haber sido’”, explican los científicos que comprobaron sus hipótesis con unas encuestas realizadas en el calor de la premiación. El promedio de los medallistas de plata puntuaron su nivel de felicidad en 4,8 mientras que los medallista de bronce lo hicieron en 7,1.

Advertisement

Así, como los medallista olímpicos, los científicos sociales aseguran que cuando la gente se gana la lotería su nivel de comparación cambia, porque al igual que le pasa al medallista de plata, al cambiar de estatus social, los nuevos ricos empiezan a compararse con unos que han vivido toda su vida llenos de oro y frente a los que cualquier fortuna parece insuficiente.

Es más, al cambiar el contexto con el que un ganador de lotería se compara es posible que incluso el nivel de felicidad disminuya porque como lo han revelado otros estudio si ganaras un millón de dólares al año no sería suficiente para hacerte feliz si supieras que tus amigos y vecinos ganan dos millones.

Advertisement

En realidad, más que gastar energía esperando que el loto coincida con tus números de la suerte, habría que invertir energía en conseguir tener un ingreso anual de $75,000 dólares, un sueldo que, según estudios del Woodrow Wilson School de la Universidad de Princeton, es el valor con el que la mayoría en EEUU se sentiría satisfecha. De hecho, los científicos han encontrado que después de ese valor de ingresos no se reportan cambios importantes en los niveles de felicidad que registran las personas.

Pero si los $75,000 son todavía una meta muy alta y si quieres seguir comprando tu billete semanal de lotería, lo que te podrías hacer mientras tanto para ser mucho más feliz son cosas sencillas como, por ejemplo, vivir más cerca de tu trabajo.

Share This Story