Buenas historias y consejos positivos para tu vida

El reloj biológico no es solo para ellas: la edad también influye en la fertilidad de los hombres

La creencia popular de que los hombres pueden ser padres cuando quieran, y que lo único determinante es el reloj biológico femenino es falsa, según un nuevo estudio de Harvard que indica que la edad de los hombres es mucho más relevante de lo que se creía.

Los hombres también tienen reloj biológico, señala un estudio pionero, presentado hoy en Ginebra (Suiza) que muestra que a las mujeres con amantes más jóvenes les va bastante mejor, en lo que a niños se refiere, que a aquellas con compañeros de la misma edad o mayores.

Advertisement

Desde hace mucho tiempo se sabe -y se recuerda con machacona insistencia- que la fertilidad femenina declina con la edad, concretamente a partir de los 35 años. Sin embargo, de lo que pasa con ellos apenas si se habla. Casos como el de Robert de Niro (papá a los 68), Clint Eastwood (que tuvo su séptimo hijo a los 67) o no digamos ya Julio Iglesias senior (padre pasados los 90) hacen creer que, para ellos, la edad no cuenta.

Pero, más allá de las anécdotas que protagonizan los famosos, este no es el caso, y los resultados de este estudio lo dejan bien claro. Investigaciones anteriores ya habían relacionado la edad de los hombres con el éxito o fracaso de la fecundación in vitro, pero esta nueva investigación concluye que el éxito (en este caso los niños nacidos vivos), de las parejas que se someten a tratamientos de reproducción asistida está “claramente relacionado con la edad de la pareja masculina, teniendo menos éxito cuanto mayor es el varón, salvo en el supuesto en el que la mujer sea mayor de 40 años”, en cuyo caso no se perciben diferencias.

La investigación, presentada en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana evaluó 19.000 tratamientos de infertilidad en más de 7.000 parejas, y mostró un descenso en el éxito de estas técnicas relacionado directamente con la edad del hombre si este es mayor. “Nuestro estudio ha encontrado que la edad del hombre es un factor independiente en la incidencia acumulada de los nacidos vivos tras un tratamiento de fecundación in vitro”, dice la directora del estudio, la doctora Laura Dodge, de la Escuela Médica de Harvard.

“Por ejemplo, en aquellas parejas donde las mujeres eran menores de 30 años y el hombre tenía entre 40 y 42 años la probabilidad de éxito fue de un 46%, mientras que aquellos que tenían entre 30 y 35 años, la posibilidad de tener un bebé sano aumentaba hasta el 73 %”, señala. “Cuando la mujer tiene entre 35 y 40 años se benefician más de estos tratamientos si el hombre tiene menos de 30 -aumenta la probabilidad de éxito hasta el 70%”.

Advertisement

¿Qué pueden hacer los hombres para contrarrestar el efecto de la edad en su esperma? No mucho, señala Dodge. El consejo de esta doctora es que mantengan un estilo de vida saludable. Lo mismo que se les recomienda a ellas.

También te puede interesar:

Share This Story