Buenas historias y consejos positivos para tu vida
Buenas historias y consejos positivos para tu vida
Oluwaseun Talabi logró salvar a su hija de 4 años y su novia de la Torre Grenfell.
Oluwaseun Talabi logró salvar a su hija de 4 años y su novia de la Torre Grenfell.

Después del incendio que consumió la Torre Grenfell el pasado 14 de julio, los reportes han sido cada vez más desalentadores. Según el último informe oficial de la policía, la tragedia cobró la vida de 79 personas entre muertos y desaparecidos.

Advertisement

Sin embargo, en medio del luto, la impotencia y las condolencias que ha desatado esta tragedia, hay historias que emergen para traer algo de esperanza. Es el caso de Oluwaseun Talabi, conocido como Seun, un hombre que se encontraba en el piso 14 de la torre de 24 pisos tomó la decisión correcta en el momento correcto y logró salvar a su hija, una pequeña de 4 años, y a su novia.

Su historia se supo una vez que su cuñado @Lordie__ ‏puso en sus redes sociales la foto de un tatuaje que se hizo en su honor y que proclamaba: “SEUN thank you”, y en donde contaba cómo él había salvado a su hermana y a su sobrina. “Le debo a él todo”, dijo para recibir de inmediato el reconocimiento de las redes. 5,200 likes en cuestión de segundos.

Advertisement

Luego, los detalles de todas las peripecias por las que Seun había pasado para salvar a su familia se conocieron en una entrevista que él le dio a la televisión local 5News.

Advertisement

Esa mañana, como se lo han confesado varios vecinos sobrevivientes a medios como el New York Times, ninguna alarma sonó para alertar a los residentes de la torre que el fuego se había empezado a propagar por el edificio. Seun, aún en la cama, lo único que empezó a oír fue los gritos de los vecinos de ¡fuego, fuego fuego!

Advertisement

“Me levanté y cuando abrí la puerta solo pude ver humo. Fui a la ventana y pedí ayuda. ¡Ya vamos por ustedes quédense allá!, me respondieron. Sin embargo, luego vi cómo el techo de mi cocina empezaba a quemarse y a ponerse negro. Así que cogí todas las sábanas que tenía a la mano y las amarré para escapar con mi familia por la ventana. Estaba listo para saltar pero mi hija dijo que ella no lo haría”, contó el hombre que empezó a idear otro plan para sacar a su familia de ahí.

“Mi apartamento era el más seguro para estar en el piso 14, así que muchos vecinos empezaron a llegar, todos tenían la cara cubierto de humo muchos empezaron a rezar con el Corán en la mano. Yo dije tengo que irme de aquí, de cualquier manera vamos a morir”.

Advertisement

Seun cuenta cómo empezó a ver cómo pedazos enteros del edificio empezaron a caerse y ahí fue cuando el tomó la decisión que hoy le permite estar narrando esta historia.

Subió a su hija sobre la espalda y le pidió que por nada se soltara, tomó a su novia de la mano y le dijo que tenían que correr sin parar y sin importar con qué se encontraran.

Advertisement

“No se podía ver nada, este humo denso y negro ya no dejaba ver bien. Mi novia se resbalo un par de veces, pero seguimos y solo oía respirar a mi hija con dificultad y pensaba, no lo vamos a lograr”, cuenta Seun que una vez alcanzó a estar en el tercer piso se encontró con un bombero quien se encargó de socorrer a la niña.

Ninguno de los que estaban en su piso se salvaron, pero como él lo dice, no sin pesadumbre, “nosotros teníamos que tomar ese chance”.

Share This Story

Get our newsletter