Entre las encuestadas mayores de 36 años, 6 de cada 10 dijo que tenían mejores orgasmos que antes.

Reclutaron a 2,618 mujeres para que respondieran una encuesta sobre su sexualidad. Las dividieron en tres grupos de edad. Las menores de 23, luego las que estaban entre 23 y 36 y finalmente las que tenían más de 36.

Les hicieron preguntas que encajaban en tres categorías: satisfacción, en donde, claro, les preguntaron por la frecuencia con la que tenían relaciones sexuales y la satisfacción que les proporcionaban sus parejas. También les preguntaron por la atracción, indagando por cómo se sentían con ellas mismas y cómo las veían los otros. Finalmente, y cómo no, les preguntaron por el orgasmo.

Advertisement

La encuesta realizada por Natural Cycles, una aplicación especializada en anticoncepción y en medir la fertilidad femenina, obtuvo una conclusión contundente: “el número de orgasmos, la sensualidad y la calidad del sexo mejoran con los años y tienen un pico después de los 36 años”.

Los números parecían dejar clara evidencia del hallazgo. Al momento de preguntarles a las encuestadas por cuán atractivas se sentían, el grupo de las mujeres mayores fue el que se mostró con más confianza: 8 de cada 10 mujeres se consideraron atractivas, mientras que en el grupo de las que están entre los 23 y los 36, solo 4 de 10 mujeres admitieron sentirse así.

Pese a que en el grupo de las más jóvenes, 7 de cada 10 dijo sentirse atractiva, ese fue el grupo que registró el nivel más bajo en cuanto a frecuencias de orgasmos presentados, un ranking en el que, de nuevo, las del grupo mayor mostraron mejores números.

Advertisement

Entre las mayores de 36, 6 de cada 10 dijo que tenían mejores orgasmos que antes, una cifra que coincidía con otro hallazgo, 86% de las mujeres de ese grupo aseguró tener un sexo divertido y placentero en las últimas cuatro semanas.

La evidencia de que las mujeres de más edad experimentan más y mejores orgasmos no es nueva. Alix Fox, especialista en sexualidad y quien tiene su propia sección en el The Guardian, explica una posible razón para este incremento: “Después de los 30 años es más fácil experimentar orgasmos en el punto G, porque, en parte, los niveles de estrógenos bajan y eso casa un aligeramientos de las paredes de la vagina haciendo que sea más fácil acceder al punto G”.

En algo, sin embargo, parecían estar de acuerdo todas las encuestadas. “La mayoría consideró la monogamia como la clave para un vida sexual más feliz, a la vez que la mayoría aseguró que el sexo debería durar un poco más de lo que suele durar”, dijo a Univision Amanda Bonnier, directora de Natural Cycles.

Los resultados de esta encuesta, son según Bonnier muy positivos: “te revelan que conforme te vas poniendo más vieja y conoces mejor tu cuerpo puedes tener una vida sexual más placentera y sentir más confianza contigo misma desafiando quizás todos los estigmas sobre la adultez que suele reforzar la sociedad”.

Así que para las menores de 36, parece estar claro que hay una esperanza de mejor sexo, y para las que ya pasaron ese pico, no queda más que disfrutar ese esplendor.

Te puede interesar:

-La menstruación sí cambia el cerebro de la mujer, lo confirma un estudio alemán

- ¿Quieres entender de una vez por todas a esos solteros con los que sales? Esta encuesta te puede dar pistas