Las aventuras de Toni, el tampón, en Instagram: https://www.instagram.com/tonithetampon

¿Podrían los cambios químicos que ocurren durante la menstruación incrementar la capacidad de nuestro cerebro? Es pronto para lanzar campanas al vuelo, pero un nuevo estudio aventura la posibilidad de que la regla, además de producir dolor, cambios de humor, gases o insomnio, pueda hacernos más listas.

Cada vez más movimientos de artistas, deportistas y científicas se suman a la ola para normalizar la menstruación, dejar claro que el periodo menstrual de una mujer no debería avergonzarnos y buscar un acercamiento más natural a los procesos del cuerpo. En este movimiento se encuadra el estudio realizado por el Instituto Max Plank para las Ciencias del Cerebro de Leipzig, en Alemania.

Advertisement

Este estudio muestra que los vaivenes hormonales durante el ciclo menstrual no sólo influyen en la fertilidad, sino también en la estructura cerebral y las fortaleza de las habilidades cognitivas. El aumento de los niveles de estrógeno durante el periodo menstrual altera el hipocampo, la región del cerebro que regula la memoria, el estado de ánimo y las emociones. Los altos niveles de estrógeno promueven la inteligencia cognitiva y, por lo tanto, una especie de sensibilidad ante los estímulos del exterior.

En palabras de Claudia Barth, directora de la investigación, “existe un paralelismo entre el incremento en los niveles de estrógeno durante la ovulación y el incremento en el volumen del hipocampo, el volumen tanto de la materia gris como de la materia blanca”. Esto se traduce en una alteración del estado de ánimo y las emociones, que facilita la integración y comprensión de nueva información del exterior.

Faltan más investigaciones que confirmen estos descubrimientos, pero lo que parece claro es que la menstruación podría darnos nuevas -y buenas- sorpresas.

Ese día del mes

“Me ha venido la regla ¿Alguna tiene un tampón?” le pregunta una mujer a sus amigas mientras comen en un restaurante. A su lado, dos hombres que escuchan la conversación, se miran entre ellos y les preguntan por qué tienen que ser tan groseras. “¿No creéis que es algo para comentar en privado?”, se quejan. Ellas, extrañadas, refutan: “¿No entendéis que es algo que le pasa al 50 por ciento de la población?” Y contraatacan con el vídeo de más arriba, que utiliza el humor para normalizar y visibilizar la regla. Un rap dedicado a “ese día del mes” que quiere mostrar a los hombres que dan la espalda a la menstruación que no es algo que las mujeres deban esconder.